Beso

No te beso con mis labios

sino con la yema de mis dedos

humeantes a olor de leña y tierra

y se abren para olerte toda entera

Mis yemas escuchan los poros de tu cuerpo

la frescura y ternura de tus caudales

ese sabor de albahaca y miel

No te beso con mis labios

te beso con la herencia milenaria a mi espalda

con la malicia heredada de mis ancestros

con sonidos de pájaros en mi pecho

Te brindo un beso con mi silencio

montado en una jauría de hojas secas, lianas verdes

Te beso con mi olor a pescado, a humo y manglar

mañana, quién sabe si te bese o haya pescado

o haya esperanza de encontrar un pedazo de tierra

para sembrar, para una cabaña, para una hamaca

Amor no tengo labios para besarte

están carcomidos por el Abuelo Sol

partidos por la Abuela Mar

solo tengo lengua para lamearte

Húmeda, hierba roja y erguida

Solo, tengo caños para enredarnos en los pies

hasta en las ramas, desde las raíces

en los pétalos de tus senos

ojos para chuparte, pelos negros para cubrirte

Me besas sin tener labios para besarte

Manigueuigdinapi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.