A 80 años del Secreto de la Serpiente

Hay que conocer el secreto de la Serpiente,

 no para que nos domine sino para dominar a ella

Nele Kantule

Hace 80 años los Kuna, estaban por emprender una hazaña, que coincidían con los carnavales en Panamá, el mundo lo conoció como la revolución Tule de 1925 y cuando uno rememora los acontecimientos de febrero de aquel año, la sangre se enaltece, corre de alegría, brinca de júbilo y cada una de las moléculas del cuerpo enuncia su nombre con viento, fuego, agua y achiote:

Uago, el primer espíritu; Ibeler, el guerrero infinito; Iguaoginyapiler, el flechador de oro; Duiren, el estratega del futuro; Ibeorgun, el eterno maestro; Bailibe, el epistemólogo de la Madre Tierra; Iguasalibler, el dialéctico de los sueños; Narasgunyai, la Madre combativa y tantos miles de Kunas anterior a la invasión europea, hasta pronunciar el último de los  guerrilleros que participaron en la rebelión armada de 1925 y nos legaron el territorio comprendido como Kuna Yala.

Ese levantamiento, estuvo cimentada con milenarias historias, con visión de futuro y enraizadas con puro amor incondicional por la Madre Tierra. Aquellos jóvenes, nuestros abuelos comprendieron a un adversario nuevo (El Estado panameño), irrespetuoso por la naturaleza y racista ante el pensamiento, sentimiento y espíritu de otra cultura. Se enfrentaron igualmente a un mundo cambiante e industrial, en tiempos de guerra y colonización territorial de parte de empresas extranjeras y Estados colonialistas.

Si algo aprendimos de la Revolución Kuna, es que el Estado mantuvo un interés económico en los territorios indígenas, para explotar los recursos naturales e invitar a empresas multinacionales (construcción del ferrocarril de Caledonia a Panamá, empresas bananeras, de caucho, la caza de tortugas, etc.). Sumado a los conflictos religiosos entre católicos y protestantes en adquirir el espíritu salvaje de los Kunas.

En el gobierno pasado hubo acuerdos de intenciones para la construcción de un ferrocarril que pasará por la costas de Kuna Yala, permisos de exploraciones de posibles yacimientos de petróleo, las modificaciones del Código Minero y el control de las fronteras del Darién y Kuna Yala.

Con el nuevo gobierno que impulsa las nuevas Reformas Fiscales y tributarias argumentadas para combatir la pobreza y pobreza extrema de los indígenas será realmente la solución de la desnutrición, la malaria, VIH/SIDA, el trabajo infantil, la muerte por partos naturales, la tuberculosis, el analfabetismo, la deserción escolar, la prostitución, los suicidios, la drogadicción en Comarcas Indígenas, las cuales supera al resto del país desde hace décadas.

¿A contribuido o beneficiado la Represa de Bayano a las comunidades indígenas Kunas, Emberá desplazadas y marginadas, la minería en territorio Ngöbe Buglé a mejorado la condición de vida de sus dueños milenarios. Los millones de dólares destinados a la agricultura, salud, educación hacia los Pueblos Indígenas a paliado la pobreza, el hambre, la desnutrición infantil?.

Ante la eminente presencia de Megaproyectos turísticos, la fibra óptica, la interconexión eléctrica, el gasoducto, el Corredor Biológico Mesoamericano, las hidroeléctricas, la apertura del Tapón del Darién, la invasión de colonos panameños, la presencia de insurgentes armados colombianos, los Tratados de Libre Comercio, sugiere pensar que sobrepasaremos la estadísticas de Primer Lugar en males sociales en Panamá a Pueblos Indígenas extintos. Y los empresarios, políticos, terratenientes no Kunas podrán entonces, afilar sus tenedores y cuchillos, sino es que ya empezaron hace mucho tiempo.

Las fuerzas externas e internas que marginan y excluyen el conocimiento indígena han ubicado las debilidades y se afirman en ellas, elaboran programas y proyectos sociales, económicos, ambientales, culturales. Gestionan congresos, encuentros internacionales, pactos nacionales, cabildos. En más de 2 décadas hemos asistido a ?Comisiones de Alto Nivel?, medio y bajo nivel, en reuniones con ministros, directores de la Dirección de Política Indigenista, la cual se queda en acuerdos de letra muerta.

A 100 años de vida republicana y a 80 años de un aniversario de la Revolución Dule, los Pueblos Indígenas han tolerado un Estado que niega la Autonomía, las estructuras tradicionales de gobierno, el lenguaje, la espiritualidad, los territorios y la cosmovisión indígena. A pesar de ello los dirigentes Kunas de 1925 permitieron que sus hijos estudiaran bajo la política educativa del Estado panameño: integracionista, discriminatoria de la historia, ciencia y derechos humanos de los Pueblos Indígenas.

Hoy, existen diferentes formas de organización indígena, con variados objetivos: ecológicos, empresariales, privadas, culturales, políticos, cooperativas, de investigación, juveniles, de mujeres, estudiantiles, artísticas, artesanales, pescadores, etc., que utilizan métodos y formas diferentes a los empleados tradicionalmente y que introducen novedosas características de trabajo y que expresan de alguna manera la herencia y el legado de la Revolución Kuna, los principios y valores en defensa de la Nación Kuna.

Contamos 4 Comarcas Kunas y 9 barriadas Kunas en la ciudad de Panamá, Colón y Arraiján, sin contar con familias ubicadas en todas las provincias que representan más de 100 mil habitantes y son una fuerza del presente y futuro sino contribuimos a mejorar su condición de vida y de participación política ciudadana. De igual forma existen profesionales en todas las áreas del saber, la ciencia, la tecnología y el arte. No incluyo al Intendente de Kuna Yala, representante del Ejecutivo, y los Diputados que representa más bien un decorado mal puesto. Solo hay que enumerar las propuestas surgidos en la ultima década y no hay nada sustancial.

¿Cual es la política real del nuevo gobierno, su visión económica, de seguridad alimentaría, ambiental, social y cultura hacia los Pueblos Indígenas ? Tienen la intención del dialogo frente una política global económica de imponer megaproyectos en territorios indígenas. Existe la intención de colaborar y trabajar coordinadamente con el Congreso General Kuna, máxima institución del Pueblo Kuna. Continuará el Estado negándose a la ratificación del Convenio 169 de la OIT de 1989, que reconoce ciertos derechos humanos de los Pueblos Indígenas y ya ratificados por Colombia, Costa Rica y otros estados latinoamericanos.

Y por el otro lado, están la Comarcas Indígenas, sus organizaciones, estructuras de gobiernos, dirigentes a entablar un dialogo de trabajo entre los Estados, las Transnacionales, los partidos políticos. Podemos hacer frente y entablar mecanismos de trabajo y coordinación entre las Empresas Nacionales e Internacionales. Estamos prestos a mejorar la Autonomía económica, política, social y cultural del Pueblo Kuna, con o sin el apoyo del Estado, gobierno y empresas trasnacionales. Cual ha sido nuestra posición frente a la Reforma Constitucional, Fiscal, Tributaria sobre la Ampliación del Canal, los Tratados de Libre Comercio y la Caja del Seguro Social.

El fundamento de la dignidad está en la acción de rebelarse y esto lo ejerció los revolucionarios de 1925, al utilizar las herramientas, métodos, técnicas y estrategias diplomáticas y militares para sobrevivir como pueblo, esencia de nuestra libertad. Estos son momentos históricos de compromisos y responsabilidades, lo asumieron nuestros abuelos y estamos agradecidos por la herencia cultural y territorial.

Con el crecimiento de movimientos políticos indígenas en toda Abya Yala (América), las imposiciones de las políticas neoliberales, el desangramiento de comunidades indígenas enteras que se enfrentan a las políticas nacionales e internacionales, son una bestial alarma de Tsunamis que enfrentaremos los Pueblos Indígenas de Panamá, pero que de alguna forma nos previno hace 80 años, aquellos poetas, soñadores, historiadores orales, pescadores, agricultores, artesanos y amantes de la Madre Tierra, en donde recuerdo muy bien en aquellos días de mi infancia en la islas de Kuna Yala,  con mis queridos viejos, jóvenes de la Revolución Kuna de 1925.

Jorge Stanley Icaza (Mani)

Nieto de Manigueuigdinapi

Ciudad de Panamá, febrero de 2005

Movimiento de la Juventud Kuna (MJK)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .